lunes, junio 01, 2009

VICTIMAS DE LAS EXPECTATIVAS

Si antes de comenzar la temporada alguien nos hubiera dicho a cualquiera de los aficionados de los Cavs que ocho meses después el balance sería caer eliminados en las finales de conferencia probablemente nos hubiéramos dado con un canto en los dientes. Yo mismo, en el análisis de pretemporada que puede leerse en este blog pronostiqué como mínimo la final de conferencia añadiendo que, a partir de ahí, cualquier logro sería un éxito. Y mi pronóstico fue de los más optimistas a la vista de la mayoría de análisis realizados por la prensa especializada norteamericana ver por ejemplo el realizado por John Hollinger para espn.com y, por qué no decirlo, de los comentarios que suscitó aquel post entre los fieles y entendidos seguidores de este blog.

Entonces, ¿por qué estamos sumidos en esta especie de depresión? Pues en mi caso particular por tres razones:

1) Por las grandiosas expectativas generadas después de una maravillosa temporada llena de logros tanto colectivos (record histórico de victorias de la franquicia, mejor record de la temporada, etc) como individuales (premios MVP y COY para LeBron y Mike Brown) y con el añadido de haber barrido a Detroit y Atlanta por sendos y rotundos 4-0 en las dos primeras rondas de play-off. Tras esta bacanal de éxito cualquier otra posibilidad que no fuera ganar el campeonato, sencillamente, había dejado de contemplarse. ¡Qué inmenso error!

2) Por la manera en la que se ha perdido. Nunca, pero nunca, se atisbó la más mínima posibilidad de ganar esta serie. Desde el mazazo psicológico del primer partido, ese que nadie esperaba perder, hasta la patética imagen ofrecida en el sexto y último los Magic nos han dado una lección de basket. Todos sus hombres; estrellas y secundarios han jugado su papel a la perfección, actuando como un verdadero equipo y ofreciendo el nivel que cabe esperar de una plantilla que se está jugando el todo o nada a estas alturas de la temporada. Una genialidad en el segundo partido y una actuación sobrehumana de LeBron en el quinto han sido los únicos argumentos que Cleveland ha podido esgrimir para justificar el papel de finalista seguro que todos le dábamos. Salvo LeBron, nadie ha estado a la altura. Sus compañeros han estado en unos casos maniatados por la presión, en otros obnubilados por la autocomplacencia y en la mayoría, ofuscados por un planteamiento de partido desde el banquillo que hace dudar muy mucho sobre el papel que juegan los entrenadores en los equipos profesionales de baloncesto de la NBA. Y me explico: Si un entrenador puede en la misma temporada ganar el COY y pocos días después estar tan desacertado en una serie decisiva es que quizá el papel del entrenador no es tan importante como todos pensamos.

3) Por la influencia que esta derrota puede tener para LeBron a la hora de decidir su futuro. Sinceramente, un tipo que promedia en unas finales de conferencia 38,5 puntos, 8 asistencias y más de 8 rebotes para nada y además lleva seis años esperando legítimamente a que a su alrededor se construya un equipo campeón tiene todo el derecho del mundo a plantearse si merece la pena volver a empezar de cero. Con un único año de contrato a la vista no hay tiempo para reconstruir. La única posibilidad es aprovechar los contratos que finalizan esta temporada y fichar, a golpe de talonario, un par de estrellas que esten tan desesperadas como LeBron por vestir sus dedos con el dorado metal de la victoria. Algo parecido a lo que hizo Boston hace dos temporadas. Pero aun así, el rey está en su derecho de plantearse su futuro lejos del estado de Ohio. Y nadie debería recriminárselo.

El tiempo pronto nos dará una pista. El día 18 de julio los Cavs ofreceran con toda seguridad a LeBron una extensión de contrato. La respuesta de “el elegido” puede ser un bálsamo que nos ayude a cicatrizar la herida o el golpe definitivo que hunda al equipo en la miseria más absoluta y a sus seguidores, ávidos de un título tras casi cuarenta años de historia, en la depresión deportiva definitiva.

17 comentarios:

Mr. Naismooth dijo...

En mi humilde opinión, estas series inciden directamente en el erroneo concepto hacia el que se dirige la NBA. Creo que Cleveland tiene plantilla suficiente para acompañar al jugador mas determinante de la NBA al anillo. Nunca debieron perder con Orlando. El problema viene de lejos. Lebron tiene capacidad para hacer mejores a sus compañeros, pero se obceca en parecerse mas a Jordan que a Magic, por concretar un poco. Ese "dejadme solo" conduce al anti-basket, al descontrol y a la perdida de confianza. El chico es ambicioso y se vacia en la pista, pero su potencial está muy mal gestionado desde el banquillo. Los entrenadores estan para algo y el premio al COY sinceramente me parece uno de los más engañosos de la liga, desde ya hace mucho. De todos modos Lebron ganará no uno, sino varios anillos. Y no tendria por que no ser con los CAVS. Eso si, dudo que Mike BRown gane jamás nada.

Un saludo Wayne, magnifico blog.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Wayne.

Estoy de acuerdo en parte de lo que dice Mr. Naismooth, pero difiero en lo de que por plantilla los Cavs deberían haber eliminado a Orlando.

Precisamente sobre eso pienso que al haberse enfrentado a Orlando, un equipo de verdad, competitivo y compensado, a sido cuando el sistema de los Cavs ha hecho aguas.

Estos Cavs han sido creados intentando copiar un poco el estilo de los Bulls de los 90, un grupo de especialistas entorno a LeBron, que básicamente se podrían diferenciar en dos grupos, los tiradores para cuando la gran estrella reciba los dos y tres contra unos (Paxson, Armstrong, Kerr, etc. en Chicago y Szerbiak, Williams, Gibson, etc. en Cleveland) y los fajadores (Grant, Rodman, Wennington, etc. en Chicago y Varejao, Wallace, etc. en Cleveland)... pero se olvidaron de una cosa, que Jordan tenía a Pippen al lado y en estos Cavs no hay nadie que se pueda comparar a él ni que pueda hacer las cosas que hacía Pip. En mi opinión han tratado de copiar ese estilo, pero sin tener todas las piezas que tenía el modelo original.

La verdad es que Orlando es un equipo mucho más compensado, con más hombres de talento y menos especialistas y eso se ha notado mucho en esta serie. El único pero que les encuentro es el no tener un 4 claro (Lewis es un 3 pese a su altura) y es posible que en la final sufran mucho por ahí...

Yo pude ver un par de partidos enteros de esta serie y la verdad es que también chocaba mucho la diferencia de juego entre uno y otro equipo; los Cavs con un juego totalmente centrado en LeBron, muy anárquico y los Magic haciendo un gran juego de equipo, como una piña y sin grandes individualidades.

Bias dijo...

Habéis hecho una tremenda campaña, para caer justo cuando menos se esperaba. Lebron se quedó solo en esta eliminatoria.

Sinceramente, no creo que esto afecte a Lebron a la hora de tomar ninguna decisión sobre su futuro, es un equipo muy competitivo (68 victorias), y James no creo que se planteé dejar Cleveland hasta que consiga al menos un anillo para sus Cavs...

Wayne Robinson dijo...

Hola amigos: Yo creo que hay un poco de cada cosa que habeis dicho para intentar explicar esta debacle. No encuentro lógico que un equipo que ha funcionado perfectamente durante la temporada haya fallado tan estrepitosamente en una serie tan decisiva. Orlando es un buen equipo pero deberiamos haberles ganado, al menos en los partidos de casa. Para mi lo que sucede es que Orlando es un equipo engañoso, donde hay un cinco puro de calidad, cosa que casi nadie tiene en la liga y pocos equipos tienen armas para frenarle, donde hay un cuatro que juega de tres y tira como si fuese un dos, un tres al que su entrenador pone a veces a jugar de uno y en fin donde todo el equipo tiene una clara vocación defensiva pero al mismo tiempo un tremendo equilibrio dentro-fuera en ataque. Está claro que es un equipo formidable pero se supone que tenemos al COY y el COY debería haber podido hacer algo más que empeñarse en repetir partido tras partido los mismos errores.

Tambien pienso que la primera derrota en casa, tras 39 victorias en la regular y 8 victorias seguidas en PO ha tenido un efecto psicológico tremendo. El equipo se dio cuenta de que no era invencible y salvo LeBron, todos se han venido abajo.

Saludos a todos y especialmente a Naismooth, que se deje caer por aquí por vez primera. Tambien a Mo y a Bias. Go 76ers.

drazgon dijo...

El partido número 5 (Cavs-Magic) me demostró (a mi personalmente) que el trofeo de COY de la NBA es, también, puro markéting.
En el último cuarto, en los momentos más calientes, hubo 4 ataques consecutivos de Cleveland en que LJ cogió la pelota en la parte frontal de su ataque y TODOS sus compañeros se colocaron abiertos mirando lo que hacía el "Rey".
Suerte que casi todos los ataques acabaron en canasta pero un equipo que quiere ganar el anillo no puede hacer esos ataques.
Si eso es lo que hace un COY en los momentos más calientes de la temporada, apaga y vámonos.
Yo personalmente me alegro de la victoria de Orlando.

Wayne Robinson dijo...

Aquí hay un debate interesante sobre el papel que juegan los entrenadores en la NBA. Con unos sistemas en los que predomina el uno contra uno y el dos contra dos y las limitaciones para aplicar variantes tácticas en defensa al final casi todos los equipos juegan de forma parecida. Entonces ¿cual es el papel del entrenador? ¿Un tipo que se limita a diseñar jugadas para los momentos delicados o un mero motivador? Por no hablar de las rotaciones automatizadas. Ya vimos lo que pasó con Sam Mitchel en Toronto. Cada vez estoy más convencido de que en la NBA el entrenador tiene mucha menos importancia de lo que parece.

Wayne Robinson dijo...

Cómo se nota que hoy tengo el día libre

Mr. Naismooth dijo...

La labor del entrenador NBA desde hace algunos lustros ya es la de gestionar el talento del que dispone, del modo mas adecuado. Y ese modo no es otro que contentar a varios frentes:

a) Los jugadores estrella
b) Los directivos estrella
c) Los mass media

El baloncesto NBA rechaza la complejidad que pueden ofrecer los sistemas para regodearse en el talento individual. Esto pone al entrenador en la situación de ser un coordinador, un gestor. Su labor es la de ser cabeza visible de un equipo técnico de especialistas que son los que realmente diseñan jugadas, variables, emparejamientos...

Por supuesto que el talento de un entrenador marca diferencias, pero Pat Riley, Phil Jackson, Chuck Daly y la mayoria de los entrenadores relevantes de la última era han destacado más por su labor "off bench". Motivando, tutelando y asesorando. Mano izquierda y capacidad de contemporizar. Han lidiado con algunas de las personalidades más conflictivas de los ultimos años sin problema ninguno. Han inventado y reciclado jugadores convirtiendolos en piezas imprescindibles para sus equipos. En definitiva, tipos inteligentes, carismáticos y ganadores dentro y fuera de la pista.

Excepto el puesto vitalicio de Jerry Sloan o Popovich, el resto de entrenadores ven como cada vez más su labor va dejando de ser técnica para centrarse en los recursos humanos. Y no todos sirven para eso. Cada vez es más dificil que los buenos entrenadores de College se adapten a la NBA y el tema de los entrenadores FIBA es una utopia (¿Ivanovic en la NBA? mamma mia...)

Me llamó mucho la atención como en los tiempos muertos decisivos de la serie CAVS-MAGIC, la televisión nos mostraba un dialogo entre los asistentes y Lebron, mientras el resto miraba con cara de circunstancias sin decir ni mu. Incluido Mike Brown.

Para triunfar en la NBA del siglo XXI hay que ser flexible, inteligente y oportuno. Brown, Mc Millan, Mitchell...ni en sus caras , ni en sus equipos, ni en sus declaraciones veo el más minimo asomo de esas cualidades. Eso si, los niños tiran sus 25 tiros por partido y la prensa se divierte ensalzando primero y crucificando despues. Se venden camisetas, muñequitos, cereales y lo que haga falta. Todo va como la seda.

upppps..perdona Wayne..por un momento pense que estaba en mi blog.Un saludo.

Juanejo dijo...

lo que tienen que replantearse los Cavs es la zona. Ilgauskas esta para ser titular? Joe Smith y Ben Wallace estan para algo? ahi es donde se echa en falta ahora a Gooden, un tio que sin pena ni gloria, pero jugaba de espaldas al aro y era duro en defensa. Y podia haberse emparejado con Lewis, quien ha sido imparable desde su posicion de falso 4, con sus triples y sus acciones de fuera a dentro. Stan van gundy le ha dado un repaso a mike brown. Han jugado a lo que han querido orlando, 1 dentro y 4 fuera, cosiendoles a tripels y cuando howard cogia la bola, ni siquiera sabian pararle a faltas, teniendo hasta 18 faltas para gastar en un tio que no llega al 60% en tiros libres.

jr dijo...

A mí no me gustan los Cavs porque veo en ellos a una muchedumbre siguiendo a un líder, eso sí, exhuberante. Me sorprendió que jugaran tan bien durante toda la temporada pero cuando LeBron volvió a coger todo el protagonismo en las series ante Orlando ví que todo lo que habían ganado en liga regular lo estaban perdiendo. Ilgauskas ha llegado ya justísimo y otros no han aparecido, incluido Mo, al que se elevó demasiado pronto al rango de all star.

sixers29 dijo...

Hola, jamás pensé que los Cavs pudieran hacer una temporada tan increíble en cuanto a victorias. Una pena que se hayan cruzado con unos Magic tan en forma, y tan motivados. Lebron evitó un 4-0 y ya poco más se le podía pedir.

Si rechaza la extensión de su contrato hay que pensar en traspasarlo aunque duela, Iverson en su día la firmó con los Sixers y x eso no hubo miedo a su pérdida.

dennis_mora91 dijo...

La verdad es que pueden sacarse dos cosas bien claras

1º) Que ni Detroit ni Atlanta eran rivales para estos Cavs pero no por el nivel alto de Cavs, sino por el pobre de los otros dos.

2º) Que fue encontrarse con un equipo que le plantara cara y se han desplomado y del golpe que se han dado es posible que ocurra lo que comentas.

dennis_mora91 dijo...

Ah, y una tercera cosa

Que Mike Brown no tenia pinta de buen entrenador antes de esta temporada, y en los playoffs ha quedado demostrado.

Wayne Robinson dijo...

Vaya. Muchos y enormes comentarios. Vaya lectores de nivel que tiene este blog.
@Naismooth. Qué bien escribes coño. Tu comentario da para un post de los buenos en tu blog (que recomiendo a todos los que pasais por aquí porque es extraordinario y al ser bastante nuevo quizá no lo conozcais)
@juanejo De acuerdo en todo excepto en lo de Gooden. Me gusta más Joe Smith. El problema es que ha jugado en esta serie 10 min por partido cuando venia jugando 20¿Por qué? Brown sabrá. Y Paulovic tambien podía haber hechado una mano.

En cuanto a jr y sixers pues un poco lo que vengo a exponer en el post. Quizá esta sea la justa medida del equipo y lo de las 66 victorias no fue más que un espejismo.

Y respecto a lo que dice dennis, yo no creo que Orlando hubiera ganado 4-0 ni a Atlanta ni a Detroit. Insisto en que es un buen equipo pero no es lógico lo que le ha pasado a los cavs. Creo que si hubieran ganado el primer partido habrian ganado la serie y desde luego coincido en que Brown no ha podido estar más desacertado en el banquillo.

PD los blogs de jr, juanejo, sixers y dennis son igualmente extraordinarios, que conste. Y por supuesto los de Mo, Bias y Drazgon.

Gracias a todos cracks

Bruglez-dixit dijo...

Hola, soy un aficionado al fútbol de toda la vida y desde hace unos diez años a la NBA, me gustaría poder contar con tu blog entre mis links; te interesa un intercambio de links?.
http://chovenaplaza.wordpress.com/

Peter Mihm dijo...

Wayne, anda postea algo sobre el primer anillo de Pau. SiempreBasket te ha echado de menos ayer...

ultraview dijo...

Thanks for sharing the information.........

check the total and latest information about the WNBA 2011 like teams,Players, Results, WNBA 2011 Schedule, WNBA 2011 Standings and WNBA Draft 2011 and more from WNBA 2011 Playoff Schedule.