sábado, julio 29, 2006

EN EL NOMBRE DEL PADRE

Walter Szczerbiak se levantó de mal humor la mañana del 8 de febrero de 1976. Escocido por las críticas que había recibido por su actuación en el último partido disputado pocos días antes, decidió que aquel día iba a realizar la mayor gesta anotadora que han vivido las canchas españolas. La víctima iba a ser el Breogan, equipo que se enfrentaba aquel día al Real Madrid en el que militaba Walter. El resultado: 140-48. El padre de Wally Szczerbiak anotó 65 puntos, que a día de hoy sigue siendo el record de anotación en un partido de liga en España. La anotación de Walter da vértigo no sólo por la enorme cantidad de puntos que hizo subir al marcador sino sobre todo por la sobrehumana efectividad de la que hizo gala aquel día. 25 de 27 en tiros de dos y 15 de 17 en tiros libres.
Ahí queda eso. Aclaro que en aquel tiempo no existía aún la línea de tres puntos y teniendo en cuenta que Walter era un tirador de media y larga distancia nos podemos hacer una idea de la dimensión de esta proeza. Tampoco la debilidad del rival le resta mérito a la hazaña.
Walter Szczerbiak era un jugador genial. Un tirador infalible, con una clase tremenda. Jugó siete temporadas en el Real Madrid y su palmarés con el equipo blanco es de los de echarse a temblar: 4 ligas y 3 copas de Europa entre otros muchos torneos menores y un promedio de anotación en la liga española de 30,3 puntos por partido. Fue el mejor jugador del mejor equipo que había en el mundo, si exceptuamos a los equipos americanos.
Por eso creo que es muy triste que en Estados unidos le conozcan más por ser “el papá de Wally” o el delegado de la ACB ante la NBA que por lo que hizo y consiguió como jugador de baloncesto. Incluso en USA alcanzó logros notables. Con su equipo, City College of New York, entrenado por Peter Vecsey, ganó la Rucker del 73 disputada en la 125 de Harlem, terminando como máximo anotador del torneo (33 puntos) por delante nada menos que del Dr J (31 puntos). Había sido drafteado con el nº 65 de la NBA por Phoenix y con el 28 de la ABA por Dallas y llegó a jugar con los Pittsburgh Condors de la ABA en la temporada 71-72.

Walter en su étapa en los Pittsburgh Condors. En la otra foto mostrándole a Wally la Copa de Europa que ganó con el Real Madrid en 1980

Aclaro que yo considero a Wally Szczerbiak un gran jugador, sin duda es mejor de lo que llegó a ser Walter y es además uno de mis preferidos pero también creo que aún tiene que hacer mucho más de lo que ha hecho en la NBA para eclipsar a su ilustre padre.

10 comentarios:

Wilt Chamberlain dijo...

Cómo no, post de gran calidad del que he aprendido algo que yo no conocía y ¡alabando al madrid!. Alabado seas, wayne.

A mí Wally Szcerbiack me cae como el culo, es un chulo.

Wayne Robinson dijo...

Pues mira Wilt: Ese rasgo no lo ha heredado de su padre. Walter era un tipo humilde. De hecho, después de su gesta declaró no sentirse orgulloso y afirmó que lo sentía por el Breogan ya que ellos no tenían la culpa pero que se sentía a gusto por haber podido ajustar cuentas con aquellos que habían dudado de su profesionalidad. Un gran tío, de verás.

Wilt Chamberlain dijo...

Es una pena lo del Realmadrid de baloncesto actual...

Peter Mihm dijo...

Walter, que es como le llamaba la peña, era un crack. De lo mejor que ha pasado por España en toda la historia de nuestro basket.

Y Wally me gusta. No creo que sea mala gente.

LITROS dijo...

Es la primera vez que me paso por tu blog y me han encantado todos los post, Wayne.
Casi concido en todos al 100%.
Seguiré pasandome por aqui.

LITROS dijo...

Wally me gusta, Walter era un crack, Wayne siempre le recordaré, el estilo microfono es espectacular; ¡¡grandes post!!.

LITROS dijo...

Joder, y Kobe es la Hos... y Len Bias ¿que podría haber sido? y vuelve Andres. Lo dicho es que coincido en todo. Por ahora.

Wayne Robinson dijo...

Gracias litros. Ya te tengo yo calado. Eres un crak. Y cuando haga un post que no te guste pues tambien eres un crak.

Wilt Chamberlain dijo...

A Wally, siempre que le preguntaban por España decía con mala leche que el no era español, y no lo es pero: ¡hombre, por favor!, un poquito de delicadeza y repeto.

wayne, eres un crack, me quedo con aquél comentario tuyo sobre la fiesta de la toga, jajaja.

Alfonso Zúñiga Muñoz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.