miércoles, mayo 09, 2007

UN PUENTE ENTRE DOS ÉPOCAS (Dedicado a mi amigo Wilt)

La espectacular imagen de las gradas del Oracle Arena teñidas de camisetas amarillas con la frase “We Believe” durante el sexto partido de la serie Golden State Warriors – Dallas Mavericks me ha hecho recordar unas series finales de las que se acaba de cumplir el 40 aniversario. El 24 de abril de 1967 los San Francisco Warriors perdían la final de la NBA en el sexto partido por 122 -125 a manos de unos Philadelphia 76ers donde un inconmensurable Wilt Chamberlain ejercía de verdugo en unas finales con tintes fraticidas, habida cuenta de que Chamberlain había formado parte de la plantilla de los Warriors tan solo un par de temporadas antes.
Los 76ers habían conseguido eliminar en la final de conferencia a los invencibles Celtics de Bill Russell rompiendo así una racha de 8 campeonatos consecutivos. Chamberlain lo tenía claro: no iba a dejar que se escapase aquel anillo. En aquellos Warriors tambien había jugadores míticos, especialmente Rick Barry y el extraordinario pivot Nate Thurmond, que protagonizó con Chamberlain una auténtica batalla de colosos. Thurmond promedió 16 puntos y 23 rebotes a lo largo de aquellos playoffs. Wilt Chamberlain promedió casi 22 puntos y más de 29 rebotes. Nadie después de ellos ha vuelto a capturar más de 20 rebotes en todos y cada uno de los partidos de una serie final.

Los Warriors vestían aquella temporada la preciosa camiseta amarilla que reproducía el logo del equipo por aquel entonces: el famoso puente Golden Gate que une San Francisco y el condado de Marin y en el que figura la frase “The City”. Como si aquel logo simbolizara el destino, el equipo cruzaría otro de los puentes más famosos de la ciudad, el que une San Francisco con la bahía de Oakland para instalarse precisamente en Oakland a comienzos de los setenta, cambiando su nombre por el de Golden State Warriors. Ya con su nuevo nombre y afincados en la nueva ciudad ganarían el campeonato en 1975 aunque, curiosamente, se iban a proclamar campeones precisamente en San Francisco. Y es que, convencidos de que aquella temporada no iban a llegar muy lejos, se habían programado la celebración de otros eventos en el Oakland Coliseum Arena durante los playoffs por lo que el equipo disputó las finales en el viejo Cow Palace de San Francisco. Una vez más el equipo cruzaba el puente, esta vez para cumplir su destino: ganar su único anillo hasta la fecha.

Para los que amamos el basket de antaño ese color amarillo tiene un significado especial. Hace que se ponga en funcionamiento un resorte, un mecanismo que nos conecta con otra época. Un puente que nos traslada al pasado, que nos hace imaginar gestas gloriosas de los equipos a los que admiramos, y nos recuerda que aquellos grandes jugadores merecen ser honrados y respetados eternamente.

Aquellos 76ers de Chamberlain son, para muchos, el mejor equipo que ha habido jamás. A pesar de su grandeza, los Warriors no tenían ninguna oportunidad. Nunca va ser tan difícil ganar el anillo como lo fue entonces. Por eso ahora debemos tener fe, vestirnos de amarillo y gritar:

WE BELIEVE

19 comentarios:

Juanejo dijo...

no tengo palabras....simplemente, no tengo palabras, de lo mejor que he leido en este nuevo milenio. Gracias Wayne. eres mi idolo.

Wayne Robinson dijo...

¿Qué tal Juanejo, vecino? No creo que sea para tanto. Es que cuando me pongo a escribir sobre basket añejo me pongo tierno. Os tengo que pedir perdón, a tí y a todos los colegas superfieles que visitan este blog por postear tan poco y por no comentar apenas en vuestros magníficos blogs. En el trabajo no tengo acceso a Internet y mi portatil de casa está a punto de expirar. Se le va la pinza y se apaga solo. Lleva dos años y medio encendido (el puto emule es el mayor de los vicios de nuestra época) Despues de haberme gastado los ahorros en un viajecito durante el puente de mayo no creo que me pueda permitir el lujo de comprar otro de momento. Espero que este no sea mi último post.

Juanejo dijo...

nada tio, no te preocupes, con que nos deleites de vez en cuando con tu magnifica lirica, es mas que suficiente. Es como un concierto de Pearl Jam, si lo ves todos los dias te mola, pero si lo ves de vez en cuando, te flipa mucho mas. si es que eres un superjugon!!

true wolf dijo...

EStoy con Juanejo, de lo mejor que he leído en mucho tiempo. De lo que recuerdo el que más me ha gustado junto al filete de buey de Kobe. En ambos casos los sentimientos ayudan, y es que también estoy disfrutando de lo lindo con estos Warriors.

Y bueno, espero que pronto puedas ver a tu amigo Lebron por Digital +, que sí no me equivoco no lo han dado hasta el momento. Cuidate crack y a disfrutar de estos Warriors que pueden hacer historia!!

Wilt dijo...

Muy emotivo wayne, me ha encantado este post. Esto es lo que más me gusta del baloncesto, sin duda.

Esa camiseta amarilla de los San Francisco Warriors, la de Chamberlain del 64, de color de 'oro' y la que tu pones de "the city" del 67 son probablemente las más bonitas de la historia dle baloncesto.

Yo voy de los Warriros por eso, pero el encanto que tenían antes ya no lo tienen ahora, a mí eprsonalmente el dibujito de ese guerrero robótico me resulta un tanto hortera. Me gustaba más el guerrero indio que reproducía el logo clásico. Tampoco es que sea muy bonito ese rallo de las camisetas actuales. Pero son los Warriors.

Los Warriors siempre fueron de esos equipos de los qeu a mí me gustaría que volvieran a reverdecer laureles, junto con los Celtics o los Sixers. Este año tenemos, al menos, un sucedáneo.

Tengo algunas imagenes de esa final del 67, ahoraq me acabas de animar con tu post, voy a ver si lo subo al youtube y os lo enseño otro día.

Gracias por re-animar mi espíritu retro baloncestístico wayne.

Por cierto, que Wilt Chambrlain fue compañero de Thurmond en la temporada rookie de este último y jugaron la final del 64 frente a los Celtics, partido que yo tengo grabado. "Y si Chamberlain hubiese seguido en los Warriors hasta la llegada de Rick Barry...

Wayne Robinson dijo...

Hola Wolf. Contigo tambien estoy en deuda. Siempre apareces por aquí y yo no te correspondo como debiera. Respecto a lo de Lebron, vamos a tener que esperar a la final de conferencia para verle en D+. Lamentable. Podráin dar al menos un partido. Con los Warriors me he venido un poco abajo al ver el partido de anoche. Les he visto impotentes y desconcentrados. Utah sabe muy bien a lo que juega. Pero "we believe" todavia.

Wayne Robinson dijo...

Wilt: Ya sabía que te iba a gustar este post. De Nate Thurmond se dijo que hubiera dominado la liga si no hubieran existido Chamberlain y Rusell. (estas suposiciones siempre me han parecido estúpidas) Tambien se ha dicho que fue el pivot más completo de su época, en el sentido de que defendía mejor que Chamberlain y era mejor atacante que Rusell. Aquí completo deberíamos entenderlo como más equilibrado imagino. No sé que te parecerá a tí.

Wayne Robinson dijo...

¿Qué me decís del sujeto que exibe con orgullo la camiseta de los San Francisco Warriors detrás de Cuban? Eso es sentir un equipo. Y no se puede comprar con dinero. Ni siquiera Cuban, aunque tiene mucho.

Wilt dijo...

Sí, yo he visto jugar algo a Thurmond , poco, no es por hacerme el interesante pero a opco que ves a un jugador ya puedes intuir más o menos que clase de jugador es, eso sí, siempre y cuando lleves a las espaldas unos cuantos partidos. A mí Thurmond me parecía un jugador de esos que lo hacen todo bien, muy buenos, pero que no llegan a ser unos cracks!! Yo lo compararía con Charles Oakley en sus buenos tiempos pero a un ivel superior, porque claro Thurmond es unod e los 50 mejoires jugadore de la historia. Pero eso, que era u jugador que estaba en todo, reboteando defendiendo, en ataque sinceramente no me parece que se prodigara mucho, más bien creo que menos que Russell todavía. Pero Thurmond era un jugador que le faltaba un punto, una estrella para estar a la altura de Russell y Chamberlain, para mí estos dos estaban muy por encima, lo digo sinceramente, pero ya no de Thurmond si no de cualquiera que me nombres.

Tengo un video de VHS en el que aparece la celebración de los 50 mjeores jugadores NBA de la historia y va por posiciones, el momento en que llegan los pivots y aparecen Jabbar, Chamebrlain, Russell, es espectacular, y tb aparece Thurmond. Es una pena que no pueda pasrlo al ordenador porque lo tengo en VHS, a ver is un dia me lo curro y lo consigo, merece mucho la pena.

Otra cosa: "(Dedicado a mi amigo Wilt)" No me lo merezco pero estas cosas me las guardo. Gracias de evrda wayne.

true wolf dijo...

jajaja me has emocionado Wayne, no tengo palabras!!

sixers29 dijo...

magnífico post,reviviendo buenos tiempos.
Oye,hoy es un gran día para ti,los cavs a la final y por fin podremos verlos,ya era hora¡¡¡ Yo voy con los pistons sólo por webber,

true wolf dijo...

Yo voy con los Pistons porqué no creo que Lebron pueda ganar aún, aunque apuesto por ello dentro de uno o dos años. A Lebron le quiero virgen de finales perdidas, algo así como Jordan, que no perdió ninguna con los Bulls (tampoco Duncan, no lo olvidemos)...

Wilt dijo...

DÓNDE ESTAS WAYNE, CREO QUE LA COSA NO ESTÁ PARA ANDAR DESPARECIDOS, JEJEJE.

sixers29 dijo...

hey crack,por dónde andas?vaya hazaña de lebron y compañía,enhorabuena!!!!!

shaq-rm dijo...

Enhorabuena Wayne. Vaya jolla que tenéis.

Buen razonamiento el tuyo, true wolf. Nunca lo había pensado. Lebron tiene que ser virgen de finales perdidas.

Wayne Robinson dijo...

Hola tios gracias a todos. Estoy exultante. No lloraba viendo un evento deportivo desde que el madrid ganó la séptima (tú me entiendes shaq, ¿verdad?) Ahora voy a colgar un post acorde con esta gesta memorable.

shaq-rm dijo...

Como lo has clavado, macho. Con esa frase, no hace falta que me digas nada más sobre cómo te sentiste. Pero nada más, eh!.

Para mí, ese día fue un punto de inflexión en mi vida. Como lo será para tí (porque tío, lo mejor de todo esto es que los Cavs y, ni mucho menos, Lebron no han tocado techo) el día en que los Cavs ganen su primer anillo.

Que les jo... Que les den (soy respetuoso ante todo) a los que decían que estaba en fuera de juego el gol de Pedja y a los que critican a Lebron. ¿Eh o qué?

calvicie jabbar dijo...

Esta claro que Thurmond no era un super anotador como Chamberlain pero si era un jugador completo y sacrificado,de los que cualquier entrenador quisiera tener en su equipo a la vez que un super reboteador y magnìfico defensor capaz a sus 36 años de frenar a un gran David Cowens.En el duelo de lafinal del 67 tenìan los 76ers un quinteto de super lujo y la presencia de Rick Barry no fue suficiente para derrotarles.En cuanto que los sixers del 67 han sido los mejores de la historia habria que discutirlo,yo los colocarìa detràs de los Celtics de Bill Russell y de los Lakers de los 80 y tambièn de los Bulls de Michael Jordan.

Anónimo dijo...

Gracias por un post tan bien escrito. >