domingo, julio 08, 2007

CHAVAL: HAY ALGUIEN AQUÍ A QUIEN QUIERO QUE CONOZCAS

En el video que ilustra los lamentables acontecimientos acaecidos el 19 de noviembre de 2004 en el Palace de Auburn Hills puede apreciarse, instantes después de que Ron Artest baje de la grada a la que había saltado para pegar a un aficionado, como un hombre negro de mediana edad con la cabeza afeitada e impecable traje gris de corte italiano sujeta a Artest y al mismo tiempo impide que la cara de éste sea rociada con spray por un policía. Algo después, cuando Artest ya ha abandonado la cancha se ve a ese mismo hombre conducir, casi a la fuerza, a Jermaine O’Neal hacia el tunel de vestuarios. Ese hombre no es guardia de seguridad ni nada parecido. De hecho no trabaja para los Pistons ni para los Pacers en ningun nivel de su organización. No forma parte del staff técnico de ninguno de los dos equipos, No es agente de jugadores, ni arbitro, ni entrenador, ni ex jugador, ni trabaja para la NBA. Ese hombre, aparentemente, no tenía ninguna razón para estar allí. Aunque nadie se sorprendió de verlo ni se extrañó de que actuase de esa forma. De hecho, en todos y cada uno de los grandes eventos deportivos de los últimos años, en especial los relacionados con el baloncesto aunque no exclusivamente, ese hombre ha estado presente. Se le ha visto felicitar en el terreno de juego a Jerry Jones, el propietario de los Dallas Cowboys, nada más ganar su equipo la Super Bowl. Se le ha visto dar el primer abrazo a Joe Dumars cuando los Pistons ganaron el anillo en 2004. Se le ha visto a bordo del Queen Mary 2, el barco que sirvió de alojamiento a los jugadores del equipo americano de baloncesto durante los juegos olímpicos de Atenas ocupando un camarote contiguo al de Allen Iverson. Se le ha visto acceder a zonas vetadas incluso para los familiares y agentes de los jugadores durante los entrenamientos de la selección americana en la citada olimpiada. Se le ha visto entrar en el despacho de Larry Brown sin llamar a la puerta. Se le ha visto acompañado de Michael Jordan en un combate de boxeo. Se le ha visto sentado junto a Phil Knigh, el fundador de Nike, viendo la final de la NCAA. Se le ha visto en un palco de lujo en el All Star junto al rapero y copropietario de los New Jersey Nets “Jay Z”. Se le ha visto en el funeral de Frank Sinatra. Se le ha visto charlar con Bill y Hilary Clinton con esa confianza que se tienen los viejos amigos.



El hombre del que estoy hablando se llama William Wesley aunque todo el mundo le conoce como Worldwide Wes o simplemente Uncle (Tío) Wes. Una persona envuelta en un halo de misterio. Alguien con un pasado que apenas se conoce pero que es hoy por hoy el hombre más poderoso del baloncesto profesional americano, mucho más incluso que David Stern. Alguien que ejerce ese poder desde la sombra, muy apartado de los focos que tanto gustan al Comisionado de la NBA. Alguien cuya influencia no depende de un cargo ni de un status político o económico pero que posee el lubricante que hace mover sin chirriar los engranajes de esa vasta y despiadada maquinaria que se llama NBA: “los contactos” La red de contactos de Wesley abarca jugadores, agentes, entrenadores, managers, propietarios, gerentes, directivos de firmas de ropa deportiva, ejecutivos de marketing de grandes empresas con intereses publicitarios en el mercado baloncestístico y un largo etcétera. Trabaja para todo el mundo pero no está en la nómina de nadie. Jamás ha concedido una entrevista. Lo poco que se conoce de él es mitad verdad y mitad leyenda pero una cosa es incuestionable. No oireis a nadie relacionado con el mundo del baloncesto americano hablar mal de él. Amigo íntimo de Lebron James, Allen Iverson, Rip Hamilton y otros muchos jugadores que acuden a él en busca de consejo y siguen a pies juntillas sus recomendaciones, ya sean estas cambiar de agente, comprar una casa en Malibú, firmar un contrato con Nike o Reebok, contratar un estilista o cambiar de peinado. Y tambien para que solucione sus problemas. Como cuando Allen Iverson fue detenido por posesión de armas y marihuana en 1997 y Wesley utilizó su influencia para procurar a Iverson la mejor defensa legal posible. O como cuando evitó que un conocido jugador que había contraido deudas de juego con tipos poco recomendables fuese encontrado en el fondo de algun lago con unos zapatos de cemento. No en vano hay quien le ha calificado como una especie de Señor Lobo, el personaje que interpreta Harvey Keitel en la película Pulp Fiction.


Sus dos mejores amigos son Milton Wagner, ex jugador campeón de la NCAA y la NBA y padre de Dajuan Wagner (de quien Wesley es padrino), y Leon Rose, abogado y agente de jugadores. Wagner fue quien le introdujo en el mundo del baloncesto. De la mano de Wagner conoció a Michael Jordan y tuvo la oportunidad de trabajar para él. Estuvo muy vinculado a los Bulls en los años 90 llegando incluso a fijar su residencia en Chicago. En esa época conoció a importantes ejecutivos de Nike y Reebok. Cuando la dinastía Jordan tocaba a su fin puso sus ojos en un chico de 15 años que asombraba a todo el mundo en las filas del St. Vincent–St. Mary de Akron. Trabó amistad con Eddie Jackson, su padre adoptivo y se ganó al chaval presentándole a su ídolo Jay Z. Ejerció un papel decisivo en la firma del multimillonario contrato de Lebron con Nike y en 2005 le convenció para que abandonase a su agente Aaron Goodwin y fichase por su amigo Rose. Lebron habla de él como cualquiera de nosotros hablaría de un verdadero amigo. “Wes es una gran persona. Ha sido una buena influencia para mi y solo puedo decir cosas positivas de él. Nunca ha traicionado mi confianza y jamás me ha pedido nada”

Worldwide Wes ejerce sobre todo el mundo una especie de fascinación. Gregory Dole, un entrenador brasileño que acompañaba a Leandro Barboza como traductor en sus primeros meses en USA relata alucinado que tuvo junto a Leandrinho la oportunidad de compartir con Wesley cena y trayecto en su impresionante Mercedes. Esa noche, en pocos minutos él y Leandro pudieron estrechar la mano de Allan Houston, hablar por teléfono con Michael Jordan y escuchar, anonadados, cantar al rapero Jay Z y a la mismísima Beyonce al otro lado del hilo del teléfono del coche de Wesley.

Henry Abbot, periodista de TrueHoop ha llevado a cabo en su web una investigación exahustiva sobre Wesley bajo el título Who is William Wesley? De hecho todo lo que aquí os cuento es un pequeño resumen de sus investigaciones. Requerido por dicho periodista para obtener una entrevista y desvelar de una vez por todas el misterio que envuelve su persona Wesley respondió: "¿Una entrevista? ¿Por qué? Soy un tipo normal. Mi vida no tiene interés. Todo lo que se cuenta sobre mi es un mito". No es difícil imaginar lo que podría haber sucedido después. Worlwide Wes rodeando amistosamente con su brazo los hombros de alguna promesa del basket aun en edad High School. Un joven prometedor con visos de convertirse en una superestrella de la NBA, quizá el proximo Michael, quizá el próximo Lebron. Escuchando con atención podría incluso apreciarse la voz del tio Wes susurrando en el oido del joven “Ven chaval. Hay alguien aquí a quien quiero que conozcas”


10 comentarios:

samkas dijo...

Gran documento wayne, muy bueno.

Psico dijo...

Me encantan estas historias...

Juanejo dijo...

ohhhhhhhh nuevamente wayne saca de su chistera una genialidad. espectacular labor de investigacion. jugon!!!

sixers29 dijo...

me ha encantado este post,muy interesante.Como dice Juanejo,eres un jugón!!!
Me sonaba la cara de este tipo pero no sabía ni su nombre,jeje.

Red Pèrill dijo...

Hola, soy psico también, pero estoy intentando hacer un blogspot... el tema es que son muy estrechos, pero el tuyo muy ancho.. solo es con esta plantilla? O abes como se hace?
Me puedes responder aqui gracias...

Wayne Robinson dijo...

¿Qué pasa jugones? Qué os parece la historia de este tipo. Yo tampoco sabía mucho de su existencia pero ultimamente ando metiendome en blogs americanos de los Cavs y allí se hablaba del reportaje de Truehoop. Merece la pena leerlo aunque está en inglés. Las historias que se cuentan de este tio son alucinantes. Por cierto que en esos blogs me las estoy teniendo con un par de impresentables aficionados de los Cavs que se meten con Navarro 8parece ser que mi equipo del alma tambien están interesados) Le llaman cosas como "el ultimo eurotrash" y cosas así.

@red perill. Te confieso que no entiendo mucho de blogs. Yo creo que la anchura y todo lo demás depende de la plantilla que escojas. Yo antes tenía otra y es verdad que el formato era más estrecho y la letra mas pequeña pero no te puedo decir mucho más. Gracias por visitarme.

Red Pèrill dijo...

Gracias tio... eurotrash?¿ juas... ojalá cierre muchas bocas...

(la verdad es que os leo a todos regularmente, pero no comento mucho tampoco... además en algunos no se permitia comentar sin cuenta, y bueno, ahora que pruebo lo del blog ya puedo...)

Saludos!

Pierce dijo...

Wayne eres mi idolo tio, vaya gran historia. La he leido con mucho interes. Ahora mismo voy a leer el reportaje de trehoop

Wayne jugon!!!

true wolf dijo...

Dios, lo que me había perdido. Impresionante documento, menudo jugón este Worldwide Wes. Con los nombres que han salido por aquí este tipo debe estar en el Top Ten de poderosos de este mundo. Vaya crack wayne, muchas gracias por darnos a conocer este tipo!

ATPARROT dijo...

Wayne, este es sin lugar a dudas uno de los mejores posts que he leido jamás incluido el blog de daimiel.
Gracias, jugón!