martes, julio 18, 2006

EL POR QUÉ DE MI NICK

Quizá sea oportuno explicalo ahora. Wayne Robinson fue uno de los jugadores a los que más admiré durante mi adolescencia. No fue una gran estrella, ni pasará a la historia del baloncesto pero estoy seguro de que cualquier aficionado de la época lo nombraría sin duda si le preguntas por los mejores jugadores americanos de la historia de la ACB. Wayne Howard Robinson nació el 19 de abril de 1958 en Greensboro, North Caroline. Se graduó en la Universidad de Virginia Tech y fue elegido con el número 8 de la segunda ronda por Los Angeles Lakers en el draft de 1980. Traspasado a Detroit a cambio de la elección de segunda ronda del draft de 1981 con los Pistons promedió en la temporada 80-81 7.9 puntos, 3.6 rebotes, 1.4 asistencias, 0.6 robos y 0.3 tapones. Disputó los 81 partidos de la Regular Season con una media de 19.7 minutos por partido. Como tantos otros, se vio obligado a cruzar el charco y buscarse la vida en Europa. Jugó dos temporadas en Italia en el Oece de Trieste, Bic Trieste al año siguiente, donde promedió 16.8 puntos y 8.6 rebotes con una media de 36 minutos de juego en los 56 partidos correspondientes a las dos campañas que disputó.

En la temporada 83-84 ficha por el Real Madrid, equipo con el que obtuvo sus mayores logros. Sus inicios en la casa blanca no fueron prometedores. Fuera de peso y con problemas de adaptación le costó habituarse al ritmo de la competición española y tuvo un pie en la calle en más de una ocasión. Demostró una fuerza mental y un amor propio admirables al sobreponerse y demostrar a sus críticos, que eran legión, que se habían equivocado con él. Y vaya si se habían equivocado. Durante las tres temporadas que militó en el Real Madrid lo ganó casi todo: tres ligas, dos copas del rey y una recopa, además de otros torneos menores y el recordadísimo subcampeonato de la Copa de Europa de 1985 tras perder la final con la Cibona. En 1986 el Real Madrid le despide de manera indecente, tras hacer unas declaraciones en las que acusaba al equipo de falta de mentalidad. Y no le faltaba razón. Tras la salida de Wayne Robinson el Real Madrid tardaría siete años en volver a ganar la liga. Recaló en el Cacaolat Granollers, donde jugo dos temporadas antes de retirarse prematuramente debido a una dolencia cardiaca. En 1993 tras una fugaz reaparición en la que militó en las filas del TDK Manresa y en el Juventud Alcalá de la primera división se retiró definitivamente.
En mi mente hay dos partidos dificiles de olvidar. La final de la recopa de 1984 ante el Simac de Milan donde militaba el actual entrenador de los Suns Mike D´Antoni y el temible Dino Meneghin. Esta final se recuerda por los dos tiros libres anotados por Brian Jackson con el reloj a cero, tras recibir una falta cuando se levantaba para anotar después de haber capturado un rebote defensivo. Pero el auténtico artífice de aquella victoria fue Wayne Robinson, quien ejecutó una defensa perfecta sobre Dino Meneghin desquiciándole y permitiéndole anotar sólo 8 puntos.
El otro choque de recuerdo imborrable es el partido de vuelta de la segunda fase de la copa de Europa de 1985 en Tel Aviv ante el Maccabi. Si un jugador hizó alguna vez un partido perfecto ese fue Wayne Robinson aquel día. No sólo anuló en defensa al gran y tristemente fallecido Kevin Magee. En ataque estuvo simplemente sobrehumano, anotando 41 puntos y permitiendose el lujo incluso de anotar un triple, algo muy poco corriente para un tipo de 2,05 que jugaba de pivot precisamente el año en que la FIBA implantó la línea de tres puntos. Lamentablemente de poco sirvió aquel partidazo. El Real Madrid disputaría la final contra la Cibona de Zagreb que no dio a los blancos ninguna opción de victoria. En aquel equipo militaba un tal Drazen Petrovic. Pero esa es otra historia....

19 comentarios:

Wilt Chamberlain dijo...

Queda claro, XD. Es una pena que "por culpa" de las vacaciones haya tanta gente que se esté perdiendo el nacimiento de una estrella blogera. Yo no sé como hago pero siempre aparezco en los momentos hiostóricos precisos y, en este, no podía ser menos.

Wilt Chamberlain dijo...

No te olvides de leer los otros comentarios que te escribí en cada uno de tus excelentes posts.

true wolf dijo...

Wayne, empezaste con buen pie pero ¿tambien te has ido de vacaciones?

un saludo

Wayne Robinson dijo...

Muchas gracias Wilt. Valoro mucho estos elogios, especialmente viniendo de tí, maestro blogero y mentor. Y en efecto Wolf, he estado unos cuantos días fuera pero ya estoy de vuelta así que próximamente habrá nuevos post. Teniais todos razón. Esto es un auténtico vicio.

Wilt Chamberlain dijo...

Sí, jeje, el problema es que yo tb tengo otros vicios (no los de Len Bias, sino otros más modestos, XD).

Peter Mihm dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Peter Mihm dijo...

Qué bueno era Wayne. Es cierto que llegó gordo y casi lo cortan... Qué clase tenía y qué buen deportista era. SIn duda es uno de mis idolos, uno de esos jugadores que tanto bien nos hizo en nuestra infancia por su manera de entender el juego y por su calidad.

Qué post tan entrañable, amigo Wayne.

Wayne Robinson dijo...

Me alegro de que coincidamos en nuestra admiración hacia este pedazo de jugador Peter. Y gracias por pasarte por aquí maestro.

bdfytoday dijo...

Your website has a useful information for beginners like me.
»

newloghere dijo...

Hey what a great site keep up the work its excellent.
»

FelixGerena dijo...

De los mejores tiros en suspensión que he visto, NBA incluída. Quizás le faltó estatura para trounfar en la NBA. Hoy, con más equipos, tendría sitio seguro.

Anónimo dijo...

Wayne excelente deportista, jugador de equipo, Fernando Martin se beneficio de su visión de juego y concepto de juego de equipo.
Junto a Magee, Hollis, Norris y pocos más un lujo

Alfonso Zúñiga Muñoz dijo...

Hola Wayne. Felicidades por el nick. Incluso en un primer momento pensé que eras el auténtico patillas Robinson, de modo que te trataré como si tal y aquí paz y luego gloria.
Cuanto tiempo ha pasado ¿verdad Wayne?. Parece que fue ayer cuando el Madrid te fichó como un antídoto para frenar a Marcellus Starks y fíjate, ya han pasado 25 años de aquello.
Recuerdo cuando desembarcaste en España procedente de la liga italiana, creo que del Bic de Trieste ¿me equivocó?. Semanas antes había llegado Brian avalado por su fama de tirador y por los cien mil dolares que iba a cobrar por año.
Supongo que no sospechabas lo difícil que iban a ser tus comienzos, pero claro, como viniste algo lorzas no viste bola hasta que llegaron las Navidades. Algunos escépticos ya creían que no te comerías el turrón, pero que va: Lolo que de esto sabía un huevo tuvo paciencia, te dio la confianza que necesitabas y el gran Fernando Martín tuvo en ti el complemento ideal para dos años.
Llego entonces la final de Ostende ante la Simac, con aquel final de infarto y tu antológica defensa del gran Dino, y a final de temporada, la conquista a hostias de la primera final de la liga ACB. Cosas del Itu, que ya por aquellos entonces le daba por hacer el papel del malo y bajito de Érase una vez el hombre, sabiendo que luego FM le sacaría las castañas del fuego. Creemé; todavía Davids no se lo ha perdonado.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por tus recuerdos hacia este gran jugador y persona. Todavia recuerdo ese primer concurso de mates en el que el maravilloso wayne nos regaló el primer giro de 360º. ¿sabrias como podría localizar videos de partidos de wayne? Gracias por tu dedicación.

Anónimo dijo...

Wayne Robinson fué ante todo un jugador de quipo, un caballero, que no tenía malos modos y levantaba el brazo cuando le señalaban falta. Tenía un halo de hombre antiguo, con esa serenidad de los que siguen una senda honesta. Muchos ya lo sabréis pero Wayne Robinson ahora se dedica a evangelizar jóvenes.

Más sobre Wayne Robinson:
http://www.acb.com/redaccion.php?id=41337Answer

Anónimo dijo...

dando vueltas he llegado a tu blog. me esta gustando mucho.... aun sigo leyendo, pero no he podido remediarlo, en esta entrada tengo que comentar algo. yo conoci personalmente a wayne, compartimos pista y vestuario.... grandisima persona, grandisimo profesional. un tio de los pies a la cabeza.
en ese lugar de la mente donde tenemos a la gente que nos ha aportado algo en nuestras vida, wayne ocupa un lugar destacado.
un saludo, y con tu permiso seguire disfrutando de este lugar.

Wayne Robinson dijo...

Caray. Qué poco podía imaginarme que un buen día me iba a poner a repasar post antiguos y me iba encontrar, precisamente en el post al que más cariño tengo, comentarios recientes de gente que, al igual que yo, recuerda a Wayne Robinson e incluso lo conoció personalmente. Gracias Alfonso. Tu comentario es precioso y el hecho de que te dirijas a mi como si yo fuese el verdadero Wayne me llena de emoción. Evidentemente no lo soy. Sé que actualmente es pastor y hace una extraordinaria labor y lamentablemente no sé donde podrían conseguirse videos de aquella época. En youtube hay videos sobre Fernando Martín o Audie Norris donde se ve a Wayne de pasada, en papel secundario pero se aprecia en ráfagas su extraordinaria clase. Por cierto, el último comentario me ha dejado intrigado. No me imagino quien podrás ser pero si has compartido vestuario con Wayne evidentemente has sido jugador de élite. La de anécdotas sobre él que debes saber. Y que lujo sería que quisieras compartirlas con nosotros.

No sé si tendreís la oportunidad de leer este comentario pero por si acaso GRACIAS a todos de todo corazón.

octopusmagnificens dijo...

Recuerdo haber tenido infinidad de discusiones sobre quién era mejor, si Fernando Martín o Wayne Robinson. Me gustaría ver fotos de él en la actualidad.

calvicie jabbar dijo...

Pues claro que me acuerdo de Wayne Robinson,uno de mis ìdolos de mi infancia.Era admirador sobre todo de su estilo de hacer los"mates" a dos manos y girando en el aire;una verdadera fuerza de la naturaleza con un gran salto,en definitiva un jugador completo que nos ha hecho vibrar de emociòn a enfervorizados Madridistas como yo.Làstima que tuviera que irse un poco"por la puerta de atràs".