martes, julio 15, 2008

PIENSA MAL Y ACERTARÁS

Darius Miles lo tiene claro: quiere volver a la NBA. Y está trabajando duro para lograrlo. Sería el primer jugador de la historia de la liga en conseguir volver a jugar después de haberle sido diagnosticada una “career-ending injury” No obstante, las dificultades que se está encontrando tienen menos que ver con la naturaleza de su grave lesión, una micro fractura en su rodilla, que con una serie de oscuras maniobras para torpedear su regreso. Me explico: El diario “The Oregonian” acaba de anunciar que Miles ha sido sancionado con 10 partidos de suspensión por violar la política antidroga de la liga. Lo extraño es que la noticia no ha sido hecha pública por la NBA. Al parecer la liga envió un email confidencial a los treinta equipos que forman la competición informándoles de la sanción. No hay que ser muy listo por tanto para suponer que la fuente del periodista no puede ser otra que los Portland Trail Blazers, el equipo que aun tiene que hacer frente a un compromiso salarial de más de 27 millones de dólares en virtud del contrato que liga al jugador con el equipo de Oregon hasta el final de la temporada 2010. ¿Por qué los Blazers tienen tanto interés en que Miles no encuentre equipo? Pues por una razón bien importante. Según las normas de la liga, si Miles ficha por otro equipo y disputa un total de 10 partidos en cualquiera de las dos próximas temporadas su salario volvería a sumar en la nómina de Portland para el cómputo del “salary cap” Los esfuerzos de Darius Miles y el excelente trabajo que ha realizado en sus recientes “workouts” con los Celtics y los Suns pueden quedarse en nada. Pero no acaba aquí la cosa. El hecho de que haya trascendido el número exacto de partidos de sanción añade aún más interrogantes a este asunto. Según el Convenio colectivo de la NBA una sanción de diez partidos por violar el programa antidrogas solo puede ser consecuencia de dos tipos de falta: un cuarto positivo por marihuana o un positivo por utilización de los llamados SPED “Steroids or Performance Enhancing Drugs” Y aquí viene lo raro. Si Darius Miles estuviese siendo sancionado por su cuarto positivo con marihuana necesariamente hubiera de haber cumplido antes la sanción correspondiente por el tercero, que acarrea cinco partidos de suspensión. A nadie le consta que haya recibido esta sanción por tanto, blanco y en botella. No es cuestionable que la NBA sancione a un jugador por utilizar sustancias que mejoren artificialmente su rendimiento. Sí lo es que se haya dado a conocer la noticia de forma que resulte tan evidente la falta cometida, máxime cuando desde siempre este tipo de cuestiones se han manejado con suma discreción y así está expresamente recogido en el propio convenio de la NBA. Pero lo que resulta especialmente grave es que, a día de hoy, Darius Miles no es jugador de la NBA por lo que hacer pública información médica de carácter confidencial es cuando menos poco ético, por no decir que sería ilícito.

Darius Miles no cae simpático a casi nadie: su larguísimo historial de adicciones, detenciones, indisciplinas y, especialmente, su dudoso gusto a la hora de elegir coche tienen algo que ver con ello. Pero todo el mundo se merece otra oportunidad ¿no?


13 comentarios:

Maverik dijo...

Q grande eres Wayne!!!

Pedazo de coche el tio jajaja mientras leía pensaba "qué coche habrá comprado el macarrila de Miles...". Afortunadamente nos deleitas con una instantanea del mismo.

A mi personalmente me cae muy mal Miles. Él y toda su generación de impresentables, maleducados, chulos y engreídos. De verdad q no puedo soportarlos.

Saludos, crack

Richi dijo...

Tema muy interesante, hay que ver el esfuerzo de un jugador por volver a jugar cuando se mezcla su forma de ser con los grandes conflictos que ha tenido en la carrera, aparte el club que no quiere que vuelva por temas económicos, llamemosle conspiración

Veremos que pasa, mal lo tiene desde luego

Saludos Wayne

Wayne Robinson dijo...

Hola amigos: A mi Miles a pesar de todo me cae medio simpático. No sé, igual es por su pasado Cavalier. Me gustaría que se recuperase, se centrará y volviera para demostrar la calidad que tiene. En cuanto a lo del coche circulan por ahí otras fotos que no tienen desperdicio. En concreto una de la carrocería aerografíada con un dibujo en el que pueden apreciarse pistolas humeantes, damas voluptuosas con poca ropa y a Benjamin Franklin (el de los billetes de 100 dólares) fumándose un canuto. A ver si luego tengo tiempo y la pongo. Saludos jugones.

horry dijo...

Vaya crack Darius Miles. A mi si que me cae simpatico, es uno de esos jugadores que con un poco mas d cabeza igual hubiesen sido grandes estrellas de la liga, creo que todos conocemos unos cuantos.

Ojala vuelva y haya mejorado algo su tiro aprovechando la lesion. Para mi seria un 7º 8º jugador muy interesante, pq para mas a dia de hoy no lo veo, sinceramente.

Pasado cavalier y con los clipps tb, como olvidar aquella jugada con dos aley hops seguidos con mate final. Mitica !!!

1 saludo Wayne, jugon.

Wayne Robinson dijo...

Yo reconozco que aquellos clippers de la temporada 2000-2001 me flipaban. Como dice Maverick eran chulos, prepotentes, descarados, pero cómo jugaban. Odom, Maggette... y el famoso duo "antennas up" Quentin Richardson y Miles. Todos haciendo mates y tirandosela desde cualquier lugar del campo. Puro play-ground trasladado a las canchas de la NBA. Con poca incidencia en los resultados, eso es verdad, pero que gustazo verles jugar

drazgon dijo...

Oye, tremendo el post. No tenía ni idea de la historia aunque no me sorprenden estos teje-manejes de los americanos.
Nunca he tenido en mucha consideración a Darius Miles ya que no ha sido mi jugador preferido ni mucho menos. Le he seguido desde siempre por el tema de llegar directamente del instituto con muchísima fama a sus espaldas, pero nunca me enganchó como jugador. Lo único que me molaba era el gesto ese que hacía cuando metían canasta él y Richardson.
Por cierto, ¿no había hecho una peli o algo así?

Wayne Robinson dijo...

Hola Drazgon. ¿Cómo va eso? En efecto Miles ha aparecido en varias películas y hay una especie de documental que relata sus primeros años en la liga que coprotagoniza con su amigo Richardson que se titula "The Youngest Guns"

Por cierto, como lo prometido es deuda he actualizado el post incluyendo esas fotos que le comenté a Maverick. Para que veais como anda el pobre Darius de la cabeza.

Wayne Robinson dijo...

Pues parece que las nuevas fotos no se visualizan. No sé porqué. A ver si lo puedo arreglar.

NBA Freak dijo...

Pues yo si veo a Benjamin con el canutillo Wayne jejeje.

Pues ese afán por volver a las pistas siempre se lo hubiera supuesto a otro tipo de jugadores, pero a Miles no. Me ha sorprendido gratamente. Igual que me han sorprendido también las intrigas palaciegas jejeje.

En cuanto a lo de publicar temas de salud... en España es ilegal, con lo que supongo que en USA también lo serán porque en cuanto a temas de datos personales son mucho más estrictos que aquí, así que es otro argumento más a favor de "conspiración" contra la vuelta de Miles.

dennis_mora91 dijo...

Claro que se merece una oportunidad, estaria bueno :D aun le recuerdo en sus años en Cavs donde hacia esas cosas raras con las manos jeje En fin, dos años sin aparecer cuesta mucho, y es normal que haya estado desesperado asi que una cosa llevo a la otra.

costalgaraldals dijo...

IMPRESIONANTE ¡¡¡ De lo mejorcito que he leido, siempre me han gustado las caras "b" del básket.
todo el mundo merece otra oportunidad, además si es con trabajo y voluntad.
Además ...¿quien es el que no se ha fumado un buen petardo? je je je.

drazgon dijo...

Oh! Tremenda la serigrafía! Si es que estos yankis son de lo que no hay llamando la atención!
Por cierto Wayne, veo que no tienes en la lista de links nuestro nuevo blog "baloncestistas"... porque no te pasas y le hechas un vistazo??
Y si te gusta, pues lo linkeas, je je je....
Un saludo.
PD: Sabes si se pueden conseguir en Internet las pelis de las que hablas de Miles y Richardson??

drazgon dijo...

Además, tú que eres fanático de los 80 hay unas buenas perlas de esa época en nuestro blog. Ji ji ji....