viernes, mayo 09, 2008

TAL Y COMO ME TEMÍA...

La eliminatoria de semifinales de conferencia ante Boston se ha puesto cuesta arriba. Y no estoy sorprendido en absoluto. A día de hoy las posibilidades de enderezar la situación se me antojan mínimas. Veamos: Por un lado tenemos a un equipo aguerrido y experimentado, que cuenta con una gran plantilla, con la motivación que otorga el haber conseguido el mejor record de la temporada, varios jugadores que pueden decidir los partidos si la situación lo requiere y la urgente necesidad de saldar una deuda histórica. Por otro lado tenemos… a Lebron James. Nada más. El Elegido ha sido este año mucho más que el alma del equipo. Por desgracia, los estratosféricos números que ha conseguido no cabe interpretarlos como mérito propio sino como demérito de sus compañeros. King James se ha tenido que multiplicar para cubrir las deficiencias del resto del equipo en múltiples facetas del juego: rebotes, puntos, asistencias, tapones. Definitivamente, las estadísticas de Lebron este año son un mal síntoma porque, realmente, ¿con qué ayuda ha contado?

¿Con la de un entrenador más preocupado por hacer que sus jugadores defiendan, que por diseñar situaciones de juego que permitan aprovechar los recursos del equipo más allá de lo que pueda hacer Lebron?

¿Con la de un General Manager que ha deshecho el equipo a mitad de temporada para justificar su elevado salario con el único propósito de tapar errores anteriores con un error aún mayor?

¿Con la de unos compañeros preocupados por ganar más pasta, molestos por no tener más protagonismo, enfadados por jugar poco o centrados en recuperarse de sus lesiones? En cuanto a los jugadores que han llegado no voy a decir nada porque ya los juzgué en su momento. Simplemente añadiré que a día de hoy, ni siquiera se ve al equipo conjuntado.

Todas estos problemas han obligado a Lebron a realizar un esfuerzo durante la temporada que en una liga tan dura y con tantos partidos, aunque tengas 23 años y seas un portento físico, se acaba pagando. Si para remate en una primera eliminatoria a seis partidos te ves sometido al castigo físico al que los Wizards han sometido a Lebron, apaga y vámonos. No me extraña que Lebron haya estado tan desacertado en los dos primeros partidos ante los Celtics. La carga física y psicológica que ha soportado y el nivel de autoexigencia que él mismo se ha impuesto le están pasando factura. Y lamentablemente, la está pagando.

No quiero ser apocalíptico pero creo sinceramente que esta eliminatoria ya está sentenciada. No quiero que me llameis ventajista por publicar este artículo ahora que vamos 0-2. Recuerdo que vaticiné este desastre hace tiempo. Una cosa sí tengo clara. Si existe una posibilidad por pequeña que sea de dar la vuelta a esta situación depende de Lebron. Poca o ninguna ayuda va a recibir. Sólo él puede sacarnos las castañas del fuego. Como lo lleva haciendo toda la temporada.

12 comentarios:

Wilt dijo...

Lo siento wayne, pero es cierto todo lo que dices. Lo del GM es de traca.

Por cierto, al final qué es exactamente lo que le pasó a Ben Wallace en el 2º partido?

horry dijo...

Tranquilo wayne, aunque la cosa este negra piensa que lebon no ha estado nada acertado y que a poco que lo este se llegara a final de partido con posibilidades y eso es lo importante.
Wilt, lo de Wallace (los comentaristas se pusieron a recordar casos de muertes subitas y demas problemas cardiacos, muy bestias, si) al final me parece que fue algo asi como una reaccion alergica, o eso me parecio escuxar, pero seguro que el crack d wayne nos informa mejor. 1saludo

Wayne Robinson dijo...

Pues lo de Wallace al parecer fue una infección de oído debida a una alergia que le provocó mareo y un dolor insoportable. Esa es la versión oficial pero ¿sabeis que pienso? Que se hizo caquita de miedo y decidió borrarse del partido. A lo mejor soy un poco cruel pero ver a un tipo de 2,10 y 120 kilos llorando porque le duele un oido me resultó patético. Y luego si pienso en la pasta que gana....

horry dijo...

pensandolo bien, se tambalea de una forma muy teatrera cuando llega al banquillo jajaja

Wilt dijo...

Hombre no bromeeis con estas cosas que me parece que los dolores de oido son bastante dolorosos. De todos modos hoy han ganado los Cavs; no sé, veo a lso Celtics fallando demasiado, debría haber pasado las eleiminatorias con mucha más facilidad. Detroit no va a ser nada fácil de eliminar, y eso si no se dejan llevar con los Cavs.

sixers29 dijo...

joer que malos sois,jeje; dolores de oído los he tenido en una ocasión y creedme que es algo insoportable, difícil de olvidar esa experiencia.

Coincido con lo que dices sobre el equipo, aunque ayer han ganado y el resto del equipo respondió, pero veo difícil que lo vuelvan a hacer. Cuando se realizó el traspaso pensé que el equipo iba a ir a mejor pero más de lo mismo.

Juanejo dijo...

estoy contigo wayne, a LBJ le han machacado demasiado en la regular season, y tienen que cuidarle. En Boston, la defensa ha sido brutal, y James ha dado la cara, aunque no ha estado acertado en el tiro. Ganar en Boston va a estar jodido, aunque que Boston tome el Q tambien lo veo dificil.

LITROS dijo...

Queda mucha serie Wayne.

Wayne Robinson dijo...

A ver que sucede hoy. Yo ya he puesto unas velas a San Lebron de todos los Santos. Perdon por la irreverencia.

Go Cavs!!!!!!!!!!

Juanejo dijo...

ya han hecho "lo facil", es decir, empatar la eliminatoria, ahora toca lo jodido, ganar en boston. Pero el año pasado tambien pintaba mal ante detroit, empezo la serie 0-2 y se tomo detroit en un partido historico. in lebron we trust.

Wilt dijo...

Oye wayne, supongo que ya no "temes" tanto no?? jajaj.

Wayne Robinson dijo...

Sigo temiendo amigo Wilt. Sigo temiendo. No entiendo lo que les está pasando a los Celtics en estos PO fuera de casa. En temporada regular solo han perdido fuera 10 de 41. Y ahora están 0-5. Pero en casa siguen siendo temibles. Las posibilidades de ganar la serie pasan por ganar hoy en Boston. En un séptimo lo veo casi imposible. Sólo pido que Lebron esté acertado en el tiro y que encuentre algo de ayuda. A ver si los astros se alinean y me llevo una alegria. Me daría pena porque me gustaria mucho una final Celtics Lakers pero por otra parte, una final Kobe vs Lebron sería la rehostia.

Hoy toca sufrir. Go Cavs.