viernes, diciembre 28, 2007

CLEVELAND CAVS: UN BALANCE APRESURADO DE LA TEMPORADA

SASHA “IN EXTREMIS”

Un día antes de iniciarse la competición uno de los agentes libres díscolos, Sasha Pavlovic firmaba un contrato por tres años poniendo así fin a uno de los culebrones del verano. El tira y afloja se resolvió favorablemente para los intereses de ambas partes. La renovación del serbio era una prioridad para Ferry. No en vano con él en el quinteto titular el equipo había ofrecido sus mejores prestaciones durante el curso 2006-2007. Hubiera sido deseable que el asunto se zanjase mucho antes pero la inoperancia de Ferry y la codicia de los agentes del jugador, deslumbrados por la máxima “Show me the Money” llevaron al serbio a encarar un inicio de temporada atípico, cuyas consecuencias están pagando ahora tanto él como el equipo. (anota menos que el año pasado, y con peores porcentajes)

UNA PLAGA DE LESIONES

¿Nos ha mirado un tuerto? Jugadores como Donyell Marshall y Eric Snow, con un peso específico en la rotación han pasado gran parte de este primer tercio de temporada lesionados. Por su parte, Larry Hughes se ha perdido varios partidos por lesiones varias. Con lo difícil que le resulta a este jugador mantener el ritmo de competición, las noticias no han podido ser peores. Eso por no hablar de la lesión de Lebron James, que merece capítulo aparte.

BIG “O” REENCARNADO EN LEBRON

King James ha protagonizado un inicio de temporada memorable. A la altura de los más grandes de la historia. Se ha echado el equipo a la espalda y ha conseguido, con la inestimable ayuda de Gooden, Gibson e Ilgauskas, levantar una situación complicadísima debido a las lesiones de Marshall, Snow y Hughes y las tardías incorporaciones de Paulovic y Varejao. La coyuntura obligó al rey a perpetrar actuaciones grandiosas, destacando los cuatro triples dobles logrados entre el 7 y el 25 de noviembre, dos de ellos monstruosos y otros dos en noches consecutivas.

UN INOPORTUNO ESGUINCE EN EL DEDO

El 28 de noviembre, durante el partido contra Detroit, un esquince en el dedo índice de su mano izquierda obligaba al rey a dejar el partido y ponía fin a una racha gloriosa. El equipo venía de infligir a los temibles Celtics su primera derrota de la temporada con otra actuación memorable de Lebron: 38 puntos, 13 asistencias y 4 rebotes. Si algo quedó claro después es que los Cavs sin Lebron no son nada. Ni una miserable victoria en los cinco partidos siguientes, ni siquiera ante rivales que podrían parecer asequibles, como Washington o Charlotte.

QUIEN TIENE UN AMIGO TIENE UN TESORO

Dan Fegan, el agente de Varejao nunca podrá agradecer lo suficiente a su amigo Rod Higgins el General Manager de los Bobcats la oferta que hizo a su representado. Tres años y un total de 17,4 millones de dólares, que Fegan sabía positivamente que los Cavs iban a igualar, toda vez que el equipo había hecho una oferta superior al jugador unas semanas antes. Se ponía fin así a un culebrón en el que nadie gana claramente y todos han perdido algo de crédito. Lo peor sin duda el hecho de que los Cavs no han podido contar durante un cuarto de temporada con el concurso de un jugador muy importante para el esquema defensivo de Brown

TODOS JUNTOS OTRA VEZ. ¿Y AHORA QUÉ?

Tras todas las vicisitudes relatadas, con los lesionados recuperándose y Paulovic y Varejao plenamente integrados de nuevo en el equipo es el momento de hacer balance y encarar lo que puede dar de sí el resto de la temporada. Con 30 partidos disputados el balance de victorias-derrotas arroja un 14-16. La campaña anterior por estas mismas fechas el balance era de 18-12. Cuatro victorias menos. Si tenemos en cuenta lo que ha pasado y sólo considerando que el equipo ha perdido los seis partidos que no ha jugado Lebron hay que ser optimistas. Lo peor ya ha pasado y como no hay mal que por bien no venga las circunstancias acaecidas pueden hacer que el equipo llegue más fresco a la postemporada. Me parece un insulto que alguien haya dudado durante la temporada de las posibilidades del equipo de alcanzar los Playoffs. Este es un equipo competitivo y con carácter y además tenemos a Lebron. Otra cosa es que el juego de los Cavs no sea atractivo, que no lo es y que la base de la estrategia radique en el planteamiento ultradefensivo de un técnico que a mí particularmente no me gusta. Pero el año pasado se llegó muy lejos y a este conjunto no se le ha concedido el respeto que merece, ni el crédito que se ha ganado en la cancha. La victoria de anoche en el feudo de los Mavericks dejando al conjunto de Dallas en 81 puntos es un aviso a navegantes. Si Brown termina de ajustar adecuadamente las piezas y llega un buen refuerzo en febrero el equipo va a estar por encima de las 50 victorias. Lebron va a ganar el primero de una larga lista de MVP y la final de conferencia es, como mínimo, un reto al alcance de este equipo. No me cabe ninguna duda. ¿Y a vosotros?

4 comentarios:

sixers29 dijo...

gran resumen, no dudo de que vayan a estar en playoffs, y espero que lo de las lesiones no se vuelva a repetir.
De todas formas este año no los veo en la final de la NBA pero... con lebron y el equipo sano pues todo puede suceder.

La actitud de Varejao me parece feísima, me ha sorprendido y decepcionado como ha llevado el tema de su renovación

Wayne Robinson dijo...

Hola Sixers, pedazo de jugón. Feliz año para tí. De acuerdo contigo en lo de Varejao. Más adelante hablaré del tema. Por cierto korver se va a Utah a cambio de egoista giricek y una primera ronda.

samkas dijo...

Oh que ven mis ojos wayne, de vuelta claro qsi solo falta pierce q a desaparecido, para mi q este esta en boston celebrando esta temporada:D

Peter Mihm dijo...

Está claro que los P.O. son seguros y que Varejao y Sasha son básicos secundarios en este equipo de LeBron.